¿Necesitas tapar tus grietas de la pared?

grietas pared

Cambios bruscos de temperatura, el paso del tiempo, humedades, un mal mantenimiento o una mala edificación… son muchas las causas por las que suelen aparecer grietas en las paredes de nuestro hogar.

En ocasiones, tanto en el exterior como en el interior, el deterioro de  los muros puede ser subsanado por nosotros mismos pero, en otras hay que recurrir inevitablemente a la ayuda de un profesional.

De forma esquemática, las grietas pueden dividirse en dos grandes grupos según su gravedad: las estructurales y las arquitectónicas.

Las grietas arquitectónicas son superficiales y sólo afectan a la estética del hogar. Son sencillas de reparar. Basta con un poco de yeso o masilla y una lija de pintor.

Te enseñamos cómo: en primer lugar, habrá que vaciar la profundidad de la grieta hasta llegar a una zona donde la pared vuelva a ser firme. Mojamos la apertura y cuando esté seca, la rellenamos con yeso o masilla. Dejamos secar y acto seguido, lijamos la pared para conseguir una superficie uniforme.

Sin embargo, debemos de prestar especial atención a las grietas estructurales. Son anchas y profundas y su prolongada existencia en el tiempo pone en peligro la estabilidad de la vivienda. En este caso, es imprescindible que se ocupen de ellas profesionales y arquitectos.

Assista Home, con presencia en todo el territorio español, recomienda que, por seguridad, el diagnóstico diferencial entre ambos tipos de grietas lo haga un especialista experimentado.

Llama al 900 100 045 y pide presupuesto sin compromiso.

¡Una red de más de 1.800 profesionales albañiles te está esperando!

1 Comment

Comments are closed.