Evita traspasar la pared al taladrarla

Un taladro es una herramienta fundamental en un hogar. Suele estar siempre presente por su tremenda utilidad a la hora de colgar cuadros o muebles.

No obstante, no todo el mundo se atreve a utilizarlo por miedo a hacerse daño o a traspasar la pared y llegar a la del vecino.

Si es tu caso, ¡no te preocupes!

Sigue estos consejos para realizar agujeros en la pared con un taladro:

1. Al utilizar un taladro es importante que protejas tus ojos con unas gafas de plástico para evitar posibles accidentes.

2. Márcate con un aspa en la pared el punto exacto donde vas a empezar a taladrar para no vacilar en el momento inicial. Procura que la broca elegida entre de forma totalmente horizontal. Coloca el taladro formando un ángulo de 90º con la pared. Para evitar que la broca resbale, pega un trozo de cinta de carrocero en la zona.

3. Utiliza un tope de profundidad (una regleta sujetada a la broca a la medida adecuada que no te permita perforar más allá de lo deseado) para evitar traspasar la pared con el taladro.

4. No taladres nunca en las juntas de los azulejos. Estos podrían romperse o desprenderse de la pared.

Si eres un poco curioso y no quieres ensuciar más de lo necesario, antes de empezar a taladrar puedes colocar debajo de la marca un sobre abierto pegado con cinta aislante a la pared. Así la suciedad caerá dentro del sobre.