Organiza tu armario ropero y encuentra tus prendas sin desesperarte

Ordenar el armario

Es con el cambio de estación cuando normalmente nos damos cuenta de todo lo que contiene nuestro armario de una misma temporada que no está colocado en su sitio o no suele ser utilizado con regularidad.

¡Incluso nos pasa que al pasar la ropa de invierno a verano descubrimos en el fondo del montón un vestido o suéter que nos encanta y por no verlo, nos habíamos olvidado de él!

Para que esto no vuelva a ocurrirte, te vamos a dar unas pautas que te ayudarán a organizar el armario de la ropa y mantenerlo en orden.

  1. Saca toda la ropa y artículos que tengas dentro del armario y ponlos encima de la cama. ¡Vacíalo!
  2. Limpia los estantes y barras colgadoras y aprovisiónate de al menos 30 perchas por persona. Si son de colores distintos, mejor.
  3. Separa la ropa en montones antes de introducirla en el armario. Los montones pueden variar según el tipo y estilo de prendas que utilice cada cual. Nosotros te damos algunas ideas, como por ejemplo: ropa de vestir para noche, ropa de diario, ropa deportiva, ropa cómoda de andar por casa…
  4. Una vez hayas hecho tus montones, colócalos cada uno en un estante de forma ordenada, de manera que tengas más a mano la ropa que uses a diario.
  5. Haz lo mismo con la ropa que precise de ser colgada como vestidos, faldas, pantalones y camisas. Elige un hueco de la barra para cada estilo o clasifícalas por perchas de colores. Por ejemplo: perchas azules para ropa deportiva, perchas rojas para ropa de diario, perchas de madera para ropa de salir…
  6. Si eres de los nostálgicos te aconsejamos que reserves un montón a los ‘por si’, es decir, ropa pasada de temporada que ya no usamos con asiduidad pero que nos da pena tirar por si la necesitáramos algún día. Dedícale a este montón el balde menos accesible.
  7. Una vez listo, y si todavía te queda hueco, puedes colgar unos ganchos en las paredes laterales del armario (dentro o fuera) para que puedas colgar tus pañuelos, sombreros o bolsos.
  8. Además, también puedes colgar un zapatero en la puerta de tu armario para objetos pequeños como cinturones o corbatas.
  9. Si no dispones de cajoneras, adquiere una caja de plástico o cartón bonita para guardar la ropa interior.
  10. Las mantas, sábanas y toallas también deben de tener su hueco propio y por separado. ¡No lo olvides!

¡Listo! Ya puedes disfrutar de un armario perfectamente ordenado y accesible a todas las prendas que necesites sin volverte loc@. Eso sí, has de ser constante y no olvidarte del orden y, si es necesario, organizar el armario cada temporada. Recuerda que, aunque a veces nos cueste, más vale ser ordenado que después no encontrar nada!

 

1 Comment

  • Tomo nota y te mando foto sin falta!!! Todo bien, muchas grcaias!!! ando recolocando horarios, pero me1s aliviada al menos puedo pasarme una hora tejiendo, bordando, mirando las plantas o cantando en la ducha sin estresarme 😉 yo os sigo igual, y con me1s tiempo para comentar, ased que muy contenta!

Comments are closed.