¿Persianas descolgadas? ¡No te preocupes!

arreglar las persianas descolgadas

A menudo tenemos en casa persianas descolgadas, que se estropean o simplemente se atascan. En verano es fundamental que estén en perfecto estado para protegernos de los rayos solares en casa. Sigue nuestros consejos y podrás repararlas tú mismo.

Desmonta la caja donde se encuentra la persiana o el tablero que sirve como embellecedor. Con un destornillador podrás hacer palanca si está enganchado con puntas o bien desatornillar los tornillos que lo fijan.

A continuación, desatornilla los cabos de la cinta de fijación. Sube la persiana ligeramente con la mano desde abajo y déjala apoyada sobre unos tacos. Así facilitarás la extracción del cajón de la lama estropeada. Lo averiguarás porque tendrá aferrados los tirantes del rodillo.

Es el momento de sustituir la lama por una nueva, colocando una nueva tira en la primera varilla e introduciendo los cabos de la cinta que habíamos retirado antes.

Ahora debes aflojar la cinta con la ayuda de un destornillador grueso, introduciéndolo en la ranura pegada en pared. Así conseguirás que se bloquee el muelle y la cinta se fije.

Gira después el rodillo a mano y enrolla la cinta que habías sacado con cuidado de hacerlo en el sentido adecuado, dado que si te equivocas, tendrás que repetirlo de nuevo.

Atornilla los cabos de sujeción al rodillo y comprueba que todo funciona correctamente. Si hay alguna lama enganchada los raíles, es muy probable que se haya desplazado. En ese caso, dale un pequeño golpe con la ayuda de un martillo al extremo salido y coloca de nuevo el tablero donde estaba.

En cualquier caso, si esa persiana de tu casa se te resiste y si necesitas la ayuda de un profesional que arregle tus persianas y las deje como el primer día llama al 900 100 045 y pide tu presupuesto sin compromiso en Assista Home. ¡Estaremos encantados de ayudarte!