Tornillos flojos o aislados

Todo sobre tornillos aislados o flojos En muchas ocasiones encontramos que con el uso, el tirador de nuestros cajones de cocina o del despacho están sueltos. La mayoría de las veces la culpa es del tornillo que se ha soltado. Os vamos a comentar un poco cómo darle solución a los tornillos aislados o flojos.

Tornillos aislados

Existen gran cantidad de trucos simples de bricolaje, te explicaremos algunas muy útiles a la hora de retirar o apretar los tornillos aislados.

  • Rociar el tornillo con aceite: Esto hará que el tornillo gire un poco más fácil, toma en cuenta que deberás tener un agarre muy firme y fuerte con el destornillador.
  • Ayuda con el martillo: Dale unos toques al destornillador con un martillo, de modo que pueda calzar mejor en el tornillo y quede más fijo al destornillador.
  • Calentar la zona: Si la zona donde está el tornillo aislado no es delicada y puede recibir calor, intenta calentar el área del tornillo con un secador de pelo, ganarás que se afloje un poco y puedas retirarlo con mayor facilidad.
  • Utilizar un Dremel: Con esta herramienta puedes hacer una muesca para luego con un destornillador plano, intentar girarlo.
  • Extractor de tornillos: Es una herramienta hecha para solucionar el problema de los tornillos aislados, como su nombre lo indica, sirve para extraer tornillos que se han aislado.
  • Tuerca más pegamento: Coloca pegamento en una tuerca que calce en el tornillo, deja que seque bien y luego con una llave de tuercas apreta o retira según lo que necesites.

Tornillos flojos

Con sólo aplicar un poco de esmalte en el interior del orificio hará que los tornillos tengan mayor sujeción y queden bien apretados. Otro truco es colocar pegamento en un fósforo o cerillo, introducirlo en el hueco, esperar que seque el pegamento y luego colocar el tornillo normalmente.

¡Compruébalo! Es útil, sencillo y económico.