Cómo purgar los radiadores en invierno

Purgar los radiadores con Assista Home

Para sacar el máximo rendimiento a nuestros radiadores se debe realizar un mantenimiento al menos una vez al año. Este mantenimiento consiste principalmente en purgar los radiadores. Con este simple gesto, conseguiremos que éstos cumplan con su función y calienten el hogar a la temperatura deseada y sin malgastar energía.

Si en tu comunidad de vecinos los radiadores generales no calientan lo suficiente o hacen ruidos, te decimos cómo realizar el mantenimiento adecuado para que esto no ocurra.

Debes empezar por no olvidarte de ellos en las limpiezas regulares tratando siempre de quitarles el polvo acumulado con una bayeta, plumero o un aspirador. En invierno, recuerda limpiarlos cuando estén completamente fríos.

¿Cómo purgar los radiadores?

A la hora de purgar los radiadores, es decir, sacarles el aire interior que tienen acumulado, tienes la opción de elegir entre un purgador automático o uno manual.

Fíjate en los extremos superiores del radiador. En uno de ellos vas a localizar el purgador.

Si el purgador es manual, debes girarlo con un destornillador plano, esto posiblemente hará que caiga un poco de agua. Coloca un trapo o un pequeño bol debajo para que no se moje el suelo.

Los purgadores automáticos, como su nombre lo indica, purgan automáticamente el aire sobrante. De igual manera se recomienda estar pendiente de su funcionamiento.

En el caso de que una vivienda tenga varias plantas, lo común es que la mayor cantidad de aire se acumule en los radiadores de los pisos más altos. Por ello, deberemos empezar a purgar por estos radiadores.

Cuando concluye el proceso de purgado, hay que comprobar que la presión está a 1 bar.

No obstante, si la tarea te parece complicada puedes acudir siempre a un especialista. En Assista Home contamos con expertos que pueden ayudarte con cualquier problema o soporte para la instalación o mantenimiento del sistema de calefacción. Llama al 900 100 045 o pide presupuesto sin compromiso en la web indicando el tipo de inmueble a revisar.