Puertas correderas para reordenar tu espacio

Puertas correderas en el dormitorio

A menudo nos enfrentamos a problemas de espacio en nuestros hogares que no sabemos cómo resolver. La solución es más sencilla de lo que piensas: coloca puertas correderas y descubrirás cómo cambia tu casa, recuperando varios metros cuadrados que dabas por perdidos.

Al cambiar tus puertas convencionales por puertas correderas, podrás unir o separar diferentes ambientes de una forma original y cómoda.

Puedes elegir entre diferentes materiales: aluminio, madera, PVC o incluso vidrio transparente/translúcido, con el que conseguirás mantener la luminosidad de las estancias e incluso aumentarla, aportando sensación de amplitud a pasillos o al recibidor.

A la hora de elegirlas, deberás prestar atención al sistema de sujeción que emplean y al nivel de aislamiento que podrás conseguir con ellas, muchas veces inferior al que consiguen las puertas tradicionales.

En cuanto a los acabados, ten en cuenta que la madera es un material cálido que te ayudará a mejorar el aspecto estético de las habitaciones, mientras que si eliges colores intensos la convertirás en un punto de atracción visual, ideal cuando deseas separar ambientes dentro de un mismo espacio.