Decora con espejos y crea sensaciones

Sensaciones al decorar con espejosLos espejos son un gran elemento de decoración porque nos ayudan a crear diferentes sensaciones según el fin que queramos, por ejemplo, hacen que una habitación parezca más amplia, más profunda o más luminosa. Para conseguir esto depende de la forma y del modelo  y del espacio donde coloquemos los espejos. Hay espejos de pared y espejos de pie, además, los marcos también hay que tenerlos muy en cuenta a la hora de decorar con espejos.

Los espejos tienen la capacidad de ampliar el espacio. Una habitación pequeña ganará en amplitud si colocamos un gran espejo de pared en el lugar adecuado. Colgarlo enfrente de una puerta o de un espacio amplio ayuda a duplicar visualmente las dimensiones de la habitación. Este puede ser un gran recurso de decoración para pisos pequeños o lofts.

Decorar con espejos ovalados en las paredesAl igual que amplitud, también se ganará en luminosidad si colocamos el espejo en el sitio correcto. Poner el espejo en una determinada pared donde la luz de la ventana entre y choque con el espejo hará que la luz se disperse e ilumine toda la estancia.

Los espejos pueden decorar cualquier estancia, incluso, pueden crear la sensación de una ventana donde no la hay. Son ideales como elemento decorativo en pasillos, recibidores, en baños para esconder armarios de almacenaje, amplios espejos en salones, etc. Y si nos atrevemos, en paredes desnudas podemos jugar con varios espejos de diferentes tamaños.

Lo único que los decoradores recomiendan que no se debe hacer al decorar con espejos de pie, es colocarlos en paredes que no estén decoradas, ya que crearán una mayor sensación de vacío y frialdad. También hay que evitar que los espejos reflejen espacios de la casa que no queremos que tengan protagonismos.