Monta tu propia oficina en casa

oficina en casa

Organizar un espacio de trabajo en casa es más fácil de lo que parece, y son muchos lo que por opción o necesidad, necesitan trabajar desde casa. Sin embargo, no vale cualquier espacio. ¿Quieres saber cómo tener tu oficina en casa? Necesitarás aislarte del entorno y concentrarte en un ambiente relajado e íntimo. ¡Te contamos cómo!

El equipamiento, fundamental 

Una buena mesa, así como una buena silla, son fundamentales, ya que pasarás en ellas buena parte de tu tiempo. La mesa deberá ser ergonómica para que estés cómodo, así como regulable para que se adapte a ti, y con el tamaño suficiente para colocar el ordenador, libros, y todo lo que necesites. En cuanto a la silla, deberá ser específica de oficina y regulable también para ajustarse a tu mesa.

Según la orientación de la habitación, deberás colocarte de una manera u otra.

Si tienes la suerte de contar con un espacio propio, estupendo. Si no es así, no te preocupes, con que no sea de paso para que no te interrumpan, puede ser suficiente. Lo importante es que donde te coloques, puedas tener concentración.

Es importante, en cualquier caso, que orientemos la oficina en una dirección que nos permita concentrarnos. Puedes incluir algún elemento decorativo (pocos para que no te distraigan) así como estanterías donde colocar el material que necesites tener a mano. 

oficina en casa

Iluminación para tu oficina 

El tipo de iluminación es un aspecto importante a la hora de montar tu oficina. Lo óptimo es que la habitación cuente con bastante luz natural, pero si no es así, deberás hacerte con un buen flexo. A la hora de elegirlo, hazte con uno de tipo led, ya que consumirá menos. Y sobre todo, que lo puedas regular, para orientarlo según tus necesidades visuales.

Es fundamental que estéticamente la luz que tengas te resulte agradable en tu oficina en casa, y así crear un ambiente relajante y confortable para trabajar.

Los mejores colores para concentrarte

Está demostrado que el color influye y mucho en las emociones. Por tanto, elegir los mejores colores para concentrarte resultará muy beneficioso.

El blanco y el gris son tonos neutros puedes utilizarlos en diferentes tonos y son fáciles de combinar con otros para aportar energía y vitalidad. Por su parte, los tonos púrpura ayudan a la concentración y agilidad mental. No hay un “color estrella” para conseguir la fórmula, pero puedes probar a hacer combinaciones, para comprobar cuál se adapta mejor a ti en tu oficina en casa.

oficina en casa

Mantén el orden y la limpieza en tu oficina con estos consejos. Es importante también que cuides todos los aparatos electrónicos.

Por supuesto, no te olvides de contar con algunas plantas para casa. Te ayudarán a purificar el aire de tu hogar u oficina.

¡Ya estás preparado para trabajar desde casa!