Pintar un dormitorio: colores e ideas para pintar una habitación

pintar un dormitorio

Se acerca la primavera y con ella nos llegan las ganas de renovar y llenar de color nuestra vivienda. Pintar un dormitorio es una forma de cambiar por completo el ambiente de la estancia, rejuvenecerla y aportarle un extra de luz, color y alegría.

Como norma general, solemos pintar todas las paredes de una habitación del mismo color, tendiendo de forma natural a elegir colores cálidos como el blanco, crema, marfil o gris claro. Sin embargo, si lo que de verdad quieres es convertir tu habitación en un lugar íntimo y personalizado, te animamos a que rompas con esta tendencia tan extendida y busques los colores que más se adapten a ti y a tus gustos.

Por ejemplo, pintar todas las paredes de un dormitorio del mismo color excepto una, es un recurso decorativo fantástico para atraer la atención hacia un punto de la habitación, llenar de color la estancia sin saturar la vista y (dependiendo del color elegido) es un método idóneo para crear profundidad, ensanchar espacios o disimular defectos.

Aunque en principio, pintar un dormitorio con una pared de distinto color parece algo sencillo de llevar a cabo, hay que tener cuidado en determinados aspectos como: la elección del color y la pared que se va a pintar.

Para llevar a cabo esta técnica decorativa a la hora de pintar recuerda que:

  • Debes pintar de un color diferente la pared que quieras destacar. Es decir, elige aquella pared que más luzca. En el caso de un dormitorio, la pared que suele elegirse es la del cabecero de la cama, pero si otra de tus paredes tiene un mobiliario bonito al que te gustaría otorgar importancia, siempre puedes destacar esta pared
  • Color elegido: utiliza colores que pertenezcan a la misma base cromática. Si tu dormitorio está pintado en verde, será recomendable que la pared a destacar también pertenezca a la gama de verdes. El efecto lo conseguiremos con las tonalidades: todas las paredes irán en la misma tonalidad excepto la pared a destacar que tendrá un tono más fuerte. Los colores que utilicemos deberán ser de la misma paleta de color.
  • Combinar blanco y color: para dar más fuerza y personalidad a una habitación, podemos pintar todas las paredes en blanco o tonos marfiles y destacar una en el color que deseemos: rojo, verde, amarillo… La elección de estos colores intensos debe ir acompañada de colores más neutros para el resto de las paredes.
  • Si quieres destacar más de una pared ten en cuenta que estas deberán ser opuestas y no contiguas ya que si están juntas el efecto visual que se genera perderá mucha fuerza.

Nuestra recomendación para conseguir una calidad excelente en la utilización de este recurso decorativo, es contar con pintores profesionales que realicen de forma excelente el servicio de pintar un dormitorio y que te asesoren en la elección de la paleta de colores a elegir. Si estás interesado en solicitar un presupuesto puedes hacerlo sin compromiso en nuestra página web y te lo facilitaremos en menos de 24 horas.

Etiquetas