Cambia la etiqueta energética de los electrodomésticos

etiquetado energetico

La etiqueta energética de los electrodomésticos volverá a cambiar, pero esta vez no será hasta finales de 2019. De esta forma, nos olvidaremos del A+++, A++ y A+ ya que la nueva escala valorará a los aparatos de la A a la G.

Además, la nueva normativa prevé la creación de un registro de productos a partir de enero de 2019, con el fin de facilitar el trabajo a las autoridades de supervisión de los Estados miembros. Así, se buscar garantizar que los cálculos de eficiencia energética se corresponden con los declarados por los fabricantes.

¿Qué cambios conllevará el nuevo etiquetado energético?

En primer lugar, con este cambio de etiquetado energético se espera que la información sea más clara y comprensible para el consumidor. Se había comprobado que con las etiquetas A +, A ++ y A +++, la motivación a comprar electrodomésticos más eficientes era inferior a la que había anteriormente con la escala de A a G. El motivo es que los consumidores estaban menos motivados a comprar aparatos de “primera clase” sin un mensaje claro de “compra A”.

El etiquetado energético tiene un considerable impacto para que los consumidores adquieran modelos con mayor eficiencia energética.

En España desde el año 2006 los programas Renove han conseguido que los consumidores adquieran electrodomésticos de menos consumo energético, sustituyendo los más antiguos.

La presencia adecuada de las etiquetas en los puntos de venta, o la información específica en las ventas por catálogo o Internet, es fundamental para influir en la educación de los consumidores hacia modelos más eficientes.

No será hasta finales de 2019 cuando las primeras etiquetas revisadas lleguen al mercado, y se continue con el ritmo de las mejoras tecnológicas en eficiencia energética. Por otro lado, la norma también establece que el fabricante deberá informar en caso de modificación de la clasificación de productos ya vendidos.

Etiquetas
,