Cambiar bañera por ducha: ventajas que te convencerán

Cambiar bañera por ducha

Cambiar bañera por ducha… ¿Si o no?


¿Merece la pena cambiar bañera por ducha? Esta pregunta se la plantean todos aquellos que consideran que con un plato de ducha mejoraría considerablemente el aspecto de su baño, pero que sin embargo,  no están cien por cien seguros de que la pesadez de la obra compense los beneficios del cambio.

Si eres de los que piensan así, ten en cuenta que cambiar la bañera por una ducha te aportará más de lo que te restarán los inconvenientes de la obra. Esta obra suele formar parte de nuestra “lista de reformas deseadas” pero que finalmente nunca llevamos a cabo por miedo a la complejidad que pueden suponer.

Es cierto que reformar el baño y sustituir la bañera por una ducha pasa obligatoriamente por el incómodo trago de una obra. Pero también es cierto que esta obra se descomplica en gran medida dependiendo de los profesionales que la desarrollen. Confiar en los técnicos apropiados te ofrecerá una obra más liviana y llevadera que podrá estar finalizada en un máximo de 48 horas.   

¿Todavía no lo tienes claro? Compartimos algunas ventajas con las que disfrutarás después de realizar este cambio y que por cierto, te harán decantarte definitivamente por el plato de ducha

Promoción para cambiar bañera por ducha

Beneficios de cambiar bañera por ducha


1. Ganarás más espacio

Este es el beneficio más atractivo de todos y el que inicialmente hace que la gente se decida por realizar la obra. Una bañera es más voluptuosa y nos roba un valioso espacio que podríamos utilizar para reorganizar la distribución de nuestro baño. En general y para disgusto de muchos, los cuartos de baño suelen ser una de las estancias más pequeñas de la casa y se convierte en una necesidad, aprovechar al máximo los metros disponibles. Cambiar bañera por plato de ducha nos regalará una hermosa cantidad de espacio, pues el plato de ducha puede instalarse en la mitad de espacio que ocupa una bañera. El rincón o espacio ganado podrá utilizarse para añadir un mueble auxiliar, un taburete o para redistribuir la decoración del baño a nuestro gusto.

2. Ahorro de agua y beneficio para el medio ambiente

El concepto de ducha es más respetuoso con el medioambiente que el de bañera. Bañarnos implica un gran gasto de agua (para llenar la bañera) y de energía (para calentar el agua). Sin embargo, con la ducha, el aseo diario es más rápido (durando lo que nosotros estimemos oportuno) y permitiendo por tanto, un ahorro en litros de agua y energía.

3. Comodidad

Acceder a una bañera es más incómodo que el acceso a una ducha y además, dependiendo de la colocación de la bañera, la mampara puede convertirse en un estorbo al abrirse y cerrarse (sobre todo si se abre hacia afuera) ya que puede chocar con otros mobiliarios. Por otra parte, la comodidad y libertad de movimiento que ofrece una ducha respecto a una bañera es incomparable.

Cada vez tendemos a ser más pragmáticos en nuestros quehaceres diarios debido al estilo de vida y esto ha influido también en nuestras costumbres de aso. Ahora, en vez de bañarnos recurrimos a las duchas que son más rápidas, económicas y más amigables con el medioambiente. Los largos baños que nos dábamos antaño, se quedan cada vez más relegados a situaciones puntuales o días muy especiales.

Si tu también eres de los que recurren más a las duchas que a los baños a pesar de tener una bañera, nuestra recomendación es que te lances a realizar el cambio de bañera por ducha ya que ganarás en metros, reducirás costes en agua y energía y además beneficiarás el medio ambiente.

¿Quieres saber cuánto cuesta esta reforma?

Si quieres saber el precio para cambiar bañera por ducha, aprovecha la promoción y elige la oferta que mejor se adapta a tus necesidades. Si quieres un presupuesto personalizado gratis contacta con nosotros y envíanos un mail con los detalles de la obra a realizar. Te contestaremos en menos de 48 horas con un presupuesto personalizado gratis. 

Pide presupuestos gratis para instalar plato de ducha

También podría interesarte:

Etiquetas