Tipos de pintura para paredes interiores

tipos de pintura

Una de las decisiones más complicadas a la hora de pintar una pared o estancia es la elección de los tipos de pintura que queremos utilizar. A veces damos mucha importancia al color y descuidamos el tipo de pintura sin tener en cuenta que dependiendo de sus características se adaptará mejor a una superficie u otra.

Tipos de pintura que encontraremos con mayor frecuencia:

Pintura base


Se trata de una pintura muy económica y se utiliza a modo de preparación para las superficies. Al aplicarla suaviza y alisa las paredes permitiendo que las capas posteriores de pintura luzcan mejor.
Recomendación de uso: es utilizada para preparar una superficie antes de pintarla ya que sella las paredes desnudas, alisa la pared disminuyendo las imperfecciones y permite que la pintura se adhiera mejor.

Pintura al temple


Es una pintura no lavable y que posee poca adherencia en superficies que no han sido tratadas. Por ello deberá utilizarse un fijador antes de su aplicación. Es económica, permeable y fácil de extender pero su uso no está recomendado en paredes que sufran humedades ya que se formaría moho sobre la superficie. Este tipo de pintura ofrece la posibilidad de crear acabados texturizados (dependiendo de la técnica utilizada) como el gotelé.

Recomendación de uso: es apta para utilizar en paredes de cemento que no estén expuestas a mucho desgaste. Suele utilizarse en paredes y techos enlucidos de yeso.

Pintura plástica


Es la pintura de interiores por excelencia. Es lavable, posee una gran resistencia al agua, se seca muy rápido, apenas produce olores y es muy sencilla de aplicar. Cuenta con tres tipos de acabado:

– Brillantes: acabado muy reflectante, lavable y resistente al agua
– Satinada: Acabado con brillo y fino al tacto. Pintura duradera frente al paso del tiempo y suciedad
– Mate: es opaca y no refleja la luz. Disimula bien los desperfectos de las paredes. Es lavable en menor medida que el acabado satinado.

Recomendación de uso:
– Pintura plástica brillante: recomendada para fachadas y paredes exteriores
– Pintura plástica satinada: recomendada para estancias con paredes lucidas y colores intensos ya que avivan los tonos y el color.
– Pintura plástica mate: ideal para paredes irregulares y para mantener las superficies lo más natural posible

Pintura sintética


Es una pintura que no podrá ser utilizada sin aplicar una base previamente. Es muy resistente a la suciedad y el paso del tiempo. Para eliminar manchas superficiales será necesario el uso de disolventes. Al igual que la pintura plástica cuenta con tres acabados: brillante, satinado y mate

Recomendación de uso: debido a su durabilidad es utilizada en cocinas, cuartos de baño, en bordes de marcos o ventanas.

Pide presupuesto de pintura gratis