Casetas de jardín: tipos, montaje y mantenimiento

casetas de jardín

¿Qué utilidad tienen las casetas de jardín?


A todos nos encantan las casetas de jardín y solemos coincidir en que su presencia tiene la capacidad de convertir un jardín “normal” en una zona exterior con encanto, más especial y acogedora.

No hay dudas de que una caseta puede dar a nuestro jardín ese toque de distinción que tanto necesita. Sin embargo, hay muchos más motivos que pueden hacer que nos decantamos por una:

  • Mantener en orden el jardín: es muy frecuente utilizar una caseta de madera o cobertizo para guardar todas las herramientas y objetos que tenemos almacenados por el jardín. Estas casetas son ideales para guardar la cortacésped, bicicletas, cajas de herramientas… En vez de almacenar estos objetos en un trastero o buhardilla, puedes organizarlos en un cobertizo instalado en el jardín para tenerlos más a mano y protegidos de las inclemencias del tiempo. También viene fenomenal para guardar mesas, hamacas y sillas de verano durante la temporada de invierno. De esta forma nuestro jardín lucirá siempre limpio y ordenado y nuestros materiales de exterior estarán recogidos y en perfecto estado.
  • Ganar espacio en casa: las casetas son una solución ideal cuando vamos algo justos de espacio en casa y necesitamos una estancia más. Una caseta de tamaño medio es perfecta en estas situaciones pues con ella ganaremos una habitación más que podremos utilizar como segundo salón, lugar de ocio, un dormitorio de invitados o como un espacio extra para el fin que más nos interese.
  • Casetas de ocio para los pequeños de la casa: ¿Quién no ha soñado de niño con tener una casita de madera? Añadir al jardín una zona de ocio para los niños les dará su propio espacio para jugar y ser ellos mismos, les ayudará a ser más responsables y a aprender a cuidar de su “casita” y además podrán disfrutar de actividades al aire libre y despegar la vista de las pantallas y dispositivos móviles.

¿Qué tipo de casetas de jardín podemos encontrar?


Cobertizos de madera

Son casetas de madera pensadas para almacenar herramientas de jardín, bicicletas, barbacoas portátiles o todo tipo de material de zona exterior que necesitemos tener en el jardín, protegido y a mano. También son muy utilizadas para guardar las bombas de riego. Podemos encontrar cobertizos de diferentes tamaños, la elección de uno u otro irá en función de los objetos que necesitemos almacenar.

Los precios de los cobertizos dependen mucho de la marca y tamaño que necesitemos, pero por lo general son muy económicos y de fácil montaje. 

Casetas infantiles

Son casetas diseñadas para que los más pequeños de la casa las usen como zona de juegos, de encuentro con sus amigos o de descanso. Estas casetas de madera se pueden aislar para mejorar su acondicionamiento e impedir que el frío y la humedad penetren en ellas. En Assista Home podrás encontrarlas desde 430 euros.

Casetas auxiliares

Ideales para utilizar como segunda estancia o para liberar espacio en la casa principal. Son muy demandadas como cuarto de invitados, zonas de reunión con amigos o comedor o estancia de descanso. Del mismo modo que las casetas infantiles, se pueden aislar y acomodar al gusto para que sean acogedoras y estén acondicionadas para estos usos. Un buen aislamiento nos permitirá la utilización de la caseta durante todo el año y no solo en verano. En nuestra web podrás adquirir una desde alrededor de 500 euros.

Cocheras

Aunque las cocheras no son exactamente casetas de madera, son muchos los clientes que nos preguntan por ellas y es por esto que hemos decidido añadirlas en esta sección. Tenemos disponibles cocheras de madera desde 1.150 euros.

Montaje y mantenimiento de las casetas


Las casetas de madera pueden adquirirse a precios muy asequibles ya que su venta es sin montaje y su instalación es muy sencilla. Sin embargo, deberemos prestar especial atención su mantenimiento. Si la madera está sin tratar, deberemos seguir los pasos que nos recomiende el fabricante de la caseta (lijados, barnizados, tratamiento frente a los hongos, insectos…). Si la madera ya viene tratada, podremos aplicarle una pintura protectora del sol y de las inclemencias del tiempo para aumentar y proteger más su calidad.

Al menos una vez al año, será necesario barnizar la madera o hidratarla, lijar, pintar de nuevo y aplicar tratamientos específicos para la humedad, carcoma, hongos o insectos. Será recomendable revisar puertas, ventanas y ajustar bisagras.

En cuanto al montaje, si prefieres dejarlo en manos de profesionales, puedes contactar con nosotros. Te haremos un presupuesto completamente gratuito y sin compromiso. 

Solicita presupuesto