Cómo cuidar tu Flor de Pascua

flor de Pascua

Se trata de la planta por Navidad por excelencia que con su característico tono rojo adorna cientos de hogares y negocios. Aunque al contrario de lo que se cree, la conocida flor de Pascua ni es una planta ni tampoco es de invierno. En realidad se trata de un árbol tropical de origen mexicano, que se cultiva mejor durante el clima mediterráneo.

¿Sabías que también es conocida como Poinsettia? Y Euphorbia Pulcherrima es su especie. Y es que la flor de Pascua es en realidad un árbol tropical de origen mexicano.

Aunque la mayoría la identificamos por su tono rojo, durante los últimos años, ha surgido en el mercado una mayor variedad de tonos, sobre todo, el amarillo, bermellón y fucsia. Sea cual sea su tonalidad, es posible mantenerla viva durante todo el año con unos cuidados mínimos. ¡Te contamos cómo!flor de Pascua

Riego de la flor 

Según la temperatura de la casa, se aconseja un riego medio. Lo aconsejable es regarla dos veces por semana, notando que la tierra está húmeda.

No la riegues de forma directa, sino poniendo agua en un plato y dejarlo durante 15-20 minutos. Después, retira el agua sobrante.

Temperatura y ambiente

La temperatura ideal para conservar este arbusto oscila entre los 10 y los 24 grados. Debido a su cultivo durante el clima mediterráneo, no resiste cambios drásticos de temperatura.

Por otro lado, es importante que la coloques en un lugar de la casa con mucha luz y por tanto, claridad. Sin embargo, no debe tener una exposición directa a los rayos del sol.

Trasplante 

Si has conseguido que la planta sobreviva, ¡enhorabuena! A partir de aquí, prestaremos atención a sus necesidades para que la planta se mantenga sana durante el resto del año y florezca de nuevo en Navidad.  Una vez terminada la floración, deberás añadir un poco de fertilizante líquido a su agua de riego. Una vez hayan caído sus hojas, lo ideal sería trasplantarla al jardín. Pero también podrás conservarla en el interior, antes de la poda.

Durante la primavera, la trasplantaremos a una maceta mayor, depositando una mezcla de sustrato universal, una parte de humus así como arena. Durante esta etapa, será necesaria una buena iluminación natural y temperatura media. Así, la Flor de Pascua emitirá nuevos vástagos. ¡Enhorabuena si has llegado hasta aquí!

Sin duda, esta planta te ayudará a potenciar la decoración natural de tu casa esta Navidad. Y tú, ¿ya tienes tu flor de Pascua lista?