Conserva las flores frescas cortadas como el primer día

mantener las flores

Además de traer un olor fresco y natural a los hogares, las flores frescas aportan alegría a las estancias en donde se colocan. No obstante, las flores son efímeras, y su esplendor dura poco menos de unos días. Te decimos cómo mantener las flores como recién cortadas.

Para conservar con buen aspecto por más días, existen algunos consejos fáciles y muy prácticos.

Lo primero que debemos de hacer es buscar un jarrón óptimo para colocarlas. Se aconseja que el jarrón sea de plata porque tiene un efecto antibacteriano y las conserva por más tiempo.

Si las flores han llegado en forma de ramo, antes de colocarlas en el florero debemos de quitarles el plástico y el lazo que las decora. Si las flores las hemos cortado de nuestro jardín, aconsejamos que se haga o temprano por la mañana o al atardecer, evitando las horas de sol.

Cuando vayamos a colocarlas en el jarrón, asegúrate de que no quede ninguna hoja en la parte de abajo del tallo que vaya a estar dentro del agua. A continuación, corta el tallo en sesgado con un cuchillo que no tenga dientes, unas tijeras o una navaja.

Llena el jarrón con agua fresca y si es posible, échale un sobre de conservantes para flores. Al igual que la típica aspirina, éste ayuda a que el agua se mantenga limpia por tres días. Si no, cambia el agua a diario.

Una vez en el jarrón, busca un lugar adecuado. Evita que les dé el sol directo durante el día y sácalas a la ventana o el balcón por la noche.

Con estos cuidados, tus flores frescas pueden durar una semana en perfectas condiciones.