¡Di no a la humedad en tu casa con la llegada del frío!

Llegada del frío

La temporada de más frío puede provocar humedad en el interior de tu casa. Conoce los motivos de su aparición y cómo prevenir la humedad en el hogar. ¡Toma nota!

Las bajas temperaturas te obligan a encerrarte en casa y abrir lo menos posible las ventanas para evitar que el frío entre en todas las estancias. El contraste entre las bajas temperaturas exteriores y las interiores provoca que la humedad se condense en cristales sobre todo y en otras superficies de tu hogar. Así que ya sabes, esta medida puede ser contraproducente para la limpieza y el confort de tu casa, puesto que aumenta la probabilidad de que se genere esa humedad tan incómoda e incluso moho en algunos rincones de la casa.

Apunta algunas medidas para evitar un exceso de humedad en tu hogar:

-Ventilación: es importante airear la casa todos los días, aunque sea invierno. No es necesario demasiado tiempo, puesto que puedes perder la temperatura cálida de tu hogar, con unos veinte minutos a primera hora de la mañana mientras te preparas para empezar la jornada es suficiente. También hay que intentar que la casa reciba el máximo nivel de luz natural.

-Cocciones muy largas: la cocina tiene parte de culpa de la aparición de humedades en la casa, en concreto las cocciones que requieren mucho tiempo como son caldos, sopas y platos similares.

-Duchas de agua caliente: se crea, por lógica, el mismo efecto que las cocciones demasiado largas, es decir, un exceso de humedad debido a la alta temperatura del agua. Aconsejamos ventilar el baño tras la ducha para evitar ese efecto.

-Evitar las estufas de gas o parafina: otro factor importante es el tipo de calefacción que usas para calentar tu casa. Lo más recomendable es utilizar calefacción seca, producida por cualquier tipo de estufa eléctrica.

Como ves se puede hacer mucho para evitar un exceso de humedad en tu hogar. Si el nivel de humedad es alto también te aconsejamos que no tiendas la ropa en el interior o uses un exceso de complementos decorativos como alfombras, cortinas, etc. Si es necesario puedes hacer uso también de deshumidificadores en zonas como armarios y clóset para controlar con más eficacia y prevenir la humedad.

Ya sabes, siguiendo estas recomendaciones tu hogar estará más confortable y te olvidarás para siempre de las humedades en las paredes y de los malos olores. Si tu caso es más grave o aparece un exceso de moho lo más recomendable es acudir a un especialista para que detecte el origen y ponga una solución definitiva y efectiva. Llámanos al 900 100 045 o ponte en contacto con nosotros a través de Assista Home para consultarnos lo que desees sin ningún compromiso.