Repisas impecables en tus ventanas

repisas de las ventanas impecables

En verano es fácil apreciar la suciedad en esas zonas de la casa que habitualmente pasan inadvertidas. Las repisas de las ventanas son una de ellas, ya que se exponen a diario a la contaminación de la ciudad y a cualquier fenómeno meteorológico.

Para un mantenimiento perfecto, sería ideal limpiarlas frecuentemente y, en caso de materiales porosos, utilizar jabón natural. Los materiales porosos logran que la suciedad se adhiera con una mayor facilidad, por lo que es necesario un mantenimiento regular.

A la hora de limpiar, lo mejor es hacer uso de jabones naturales y, si puede ser, de ph neutro. Con el producto sin diluir, frota la repisa con un cepillo hasta que veas cómo desaparece la suciedad. No lo dejes actuar durante mucho tiempo y aclara con una bayeta los restos que queden.

De esta forma, disfrutarás este verano de repisas de ventanas limpias a las que poder asomarte sin ensuciarte.