Tu mampara de ducha ¡como el primer día!

mampara de duchaPlaya, piscina, gimnasio…al final de la jornada veraniega todos acabamos disfrutando de una reconfortante ducha. Sin embargo, la mampara va sufriendo su frecuente uso y acaba quedando opaca, desluciendo así uno de los momentos del día más relajantes. Te facilitamos las claves para limpiar la mampara de ducha y que este elemento de tu baño vuelva a lucir como el primer día.

En primer lugar,  te recomendamos que te hagas con uno de los muchos productos que existen en el mercado para eliminar los restos de cal. Pero si eres de los que prefieren preparar sus propios productos caseros, no dudes en mezclar bicarbonato de sodio con un vinagre blanco. Extiende la mezcla por la mampara y déjala actuar durante 15-20 minutos. Después elimina con los restos pasando una esponja suave húmeda.

En el caso de que tu mampara sea de plástico, lo mejor es que mezcles amoniaco, alcohol y agua a partes iguales. Extiende esta mezcla con un cepillo suave y deja actuar unos minutos antes de aclarar y secar con un paño.

En todo caso, el mejor truco que puedes emplear resulta de lo más sencillo, ya que consiste en pasar la propia toalla con la que te seques por el cristal de tu mampara. Así evitarás que la cal se acumule.

Estos son nuestros trucos para que tu mampara se vea como nueva. ¿Conoces alguno más?