¡Paredes a prueba de niños!

paredes limpias

Los pequeños de la casa son en la mayoría de los casos incompatibles con el orden y la limpieza del hogar. Las paredes son uno de esos elementos susceptibles de ser ensuciadas por los niños.

¡Te damos soluciones para tener siempre las paredes limpias!

Para tener siempre unas paredes limpias la opción más práctica es decantarse por pinturas lavables que te permitan acabar con la suciedad de manera sencilla. Son pinturas plásticas o de látex, normalmente lisas, que convierten la pared en una superficie no porosa, y que no permiten que las capas más profundas absorban la suciedad. De este modo la limpieza efectiva es posible, incluso aunque sean paredes con colores claros. Lo mejor en este caso es coger un trapo totalmente limpio y humedecerlo en un poco de agua con un poco de jabón líquido. Ya sabes, puedes optar por este tipo de pinturas lavables para las habitaciones de los niños, los pasillos e incluso los baños y la cocina. Mejor si son mates porque dan mayor sensación de limpieza.

Otras de las alternativas son los papeles pintados, sobre todo para las habitaciones de los pequeños. Son también superficies fáciles de limpiar y aunque parezca mentira son resistentes, sobre todo los que son tipo vinilo.

Las planchas de corcho o los laminados decorativos pueden del mismo modo ayudarte a proteger las paredes de las travesuras y los juegos de los niños. Las planchas ayudan al aislamiento térmico y dan muchas opciones de decoración, y los laminados son muy resistentes a todo tipo de factores externos y se limpian de manera sencilla.

Como ves depende de las necesidades que tengas y las ventajas que priorices para optar por una solución u otra para las paredes de tu casa.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para informarte sobre qué es lo mejor para proteger las paredes de tu hogar así como para pedir un presupuesto sin ningún tipo de compromiso en Assista Home o en el 900 100 045.