Consejos para reformar una vieja buhardilla

reformar una vieja buhardilla

Si te animas a reformar una vieja buhardilla abandonada que a día de hoy sólo sirve de almacén es importante que apuntes estos prácticos consejos.

Lo primero que se debe pensar cuando se decide realizar una reforma de la buhardilla o de cualquier otra habitación es pensar en el uso que se le va a dar a esa estancia. No es lo mismo que usemos el ambiente como zona de trabajo que como zona de descanso y ocio. Dependiendo de ese uso tomarás las primeras decisiones.  Por ejemplo la pintura para la pared, cambiar o no el suelo de la estancia, así como las instalaciones de luz, es decir, decidir dónde colocar los enchufes, interruptores, puntos de luz, tomas de televisión o teléfono.

Consejos para reformar una buhardilla Al margen del tipo de espacio que desees crear te recomendamos que pongas hincapié en la calidad de las ventanas. Conviene decantarse por un buen acristalamiento para aislar al máximo el ambiente, susceptible de recibir todo el frío y el calor exterior. Asimismo, las ventanas pueden completarse con venecianas o estores para controlar la luz que entra en el interior. En cuanto a las opciones para el suelo, te recomendamos la instalación de parqué puesto que aporta mucho confort en este tipo de estancias, así como decantarse por paredes de colores neutros que dan luminosidad. El estilo nórdico, sencillo y moderno que crea esta opción es muy apropiado para una estancia como es la buhardilla de una vivienda, donde principalmente buscaremos relajarnos.

En función de los metros cuadrados que posea la buhardilla puedes optar por dividir el espacio con un tabique para crear dos ambientes. Una opción muy apropiada si estás pensando en crear una habitación, de este modo puedes incluir un pequeño aseo.

Recuerda que con Assista Home puedes pedir toda la información que necesitas para reformar tu buhardilla así como un presupuesto sin compromiso llamando el 900 100 045.